Cabify – Mi primera experiencia, de muchas

Cabify – Mi primera experiencia, de muchas

Cabify , una alternativa real

Normalmente por motivos de trabajo nunca suelo utilizar taxis o autobuses urbanos. Puntualmente cuando debo hacer un viaje al aeropuerto si debo utilizar estos servicios, y he probado este magnífico sistema, cabify.

El 23 de septiembre se inauguró oficialmente el servicio cabify en Sevilla, me consta que ya funcionaba en otros lugares de España.

Pues bien, decidí probar este nuevo servicio por necesidad y para valorar que impresión me producía.

Simplicidad total

La gestión está simplificada al máximo, descargas la aplicación, la instalas, rellenas tus datos genéricos y posteriormente añades una forma de pago. Paypal está incluida, lo cual me parece una comodidad enorme, además de evitar aquel resquemor que da tener que introducir tu tarjeta de crédito en cualquier aplicación .

Pues bien, existen dos tipos de servicios, pedir un coche en el momento o reservarlo. En mi caso fue una reserva para las 5 de la mañana, (si, el vuelo salía temprano).

Seleccionas el origen y el destino en un mapa y en menos de 1 minuto me llegó un correo de confirmación donde especifican todo.

Además, en la aplicación aparece la foto del conductor que te atenderá lo cual es un acierto, ya que el coche que te recoje no tiene ningún tipo de emblema ni color característico aunque suelen ser negros.

Inmejorables impresiones

Ya metidos en faena el día y la hora en cuestión, un coche , cochazo por cierto ya está esperando cuando llego al punto elegido y una señorita con un traje elegante me da la bienvenida.

Una vez dentro del vehículo, muy limpio y con olores neutros muy agradables , se me informa de que tengo dos botellas de agua de cortesía  y wifi gratis dentro del vehículo que funciona correctamente. Se me da a elegir la emisora de radio que deseo, cosa que declino amablemente por la hora en cuestión.

La ruta aparece en un GPS integrado en una pantalla del salpicadero del vehículo de al menos 6 o 7 pulgadas así a ojo de buen cubero.

El trayecto aun siendo corto me hace sentir cómodo y una vez llegados al destino me abren la puerta , me entregan la maleta y se despiden amablemente.

cabify

Aquí no hay transacción económica alguna con el chófer , todo se gestiona desde la aplicación. Tal es así, que no más de un minuto después llega un correo donde se indica que han cobrado vía Paypal , un resumen del viaje con mapa incluido, un recibo en pdf y la posibilidad , por supuesto, de solicitar factura del servicio.

Y todo esto por 18 Euros, sin nocturnidad, sin alevosía e independientemente del camino recorrido.

Los tiempos están cambiando , también para el transporte.

Sin Comentarios

Lo siento, no se admiten mas comentarios